HISTORIA

El documento más antiguo en relación a la reliquia de la Santísima Sangre en Brujas data del año 1256.
Entre 1150 y 1256 existe por lo tanto una laguna de un siglo!
¿Existiría la posibilidad de que la reliquia haya llegado a Brujas después del 1150? 

Seguramente si, dado que en Constantinopla existía en aquella época una reliquia de la Santísima Sangre, más concretamente en la capilla de María del palacio imperial Bucoleon. Esta reliquia formaba parte de una serie de reliquias sobre el sufrimiento de Cristo.

En 1203 Constantinopla fue tomada por los cruzados y la ciudad imperial fue expoliada durante esta cuarta cruzada.

Balduino IX, conde de Flandes, fue designado como el nuevo emperador. Se supone que envió el botín de las reliquias a Flandes y más concretamente a Brujas, donde eran sus hijas Johanna y Margaretha quienes estaban a la cabeza del condado.

Anteriormente también la reliquia de la Santísima Sangre pudo ser enviada por esta vía a Brujas. También la manera del pulido del cristal que contiene la sangre refiere a Constantinopla.