PARTE HISTORICA

Antecedidos por los heraldos con banderas ondeadas y músicos, Teodorico de Alsacia y su séquito hacen su entrada en Brujas para entregar la reliquia, símbolo de la nueva Jerusalén.

El pueblo los vitorea.