VENERACION DE LA SANTISIMA SANGRE

Desde el siglo 12 la reliquia de la Santísima Sangre es venerada por parte de numerosas Hermandades y asociaciones de Brujas. Todavía hoy en día los prelados, el clero y las autoridades civiles en nombre de toda la población le tributan honor. A través de esta reliquia los creyentes rememoran el sufrimiento de Cristo, Hijo de Dios hecho hombre y su resurrección, fuente de nuestra salvación.